agosto 28, 2009

...siete dias, y no he muerto

Comforting Sounds cumple una semana.

Siete dias (chupame esta, Samara) de posts diarios que me quiebran la cabeza, de HTML hecho mierda, de tardes lluviosas, de risas y de lagrimas (amen.)

OK, no es digno de medalla, pero si consideramos que soy el no-tan-peor blogger del mundo, es como si mi hijo deforme cumpliese dos años, con todos los dedos, vacunas correctas y ningún trauma emocional digno de Oprah...

A los visitantes, a los bloggers que me han linkeado,
a Gregory House y Cartman, gracias.


Si, no tiene nada que ver, pero es Tori y otra de sus obras maestras...
Fuck, al susurrar "made my own pretty hate machine"
podría caerme una lluvia de langostas y morir feliz.

The Dreaming // Kate Bush

[letras | caratula | 256 kbps | 91 mb]

"Mother, where are the angels?
I'm scared of the changes..."

Los 80s iniciaron de manera vertiginosa e incomprensible. John Lennon, cual nuevo Vivaldi, con una bala en la cabeza. Thriller sacudia las caderas y partes íntimas de todo el mundo. A la luz de las discos, Dancing Queen. En la sombra, los trasnochados susurraban Bela Lugosi's Dead (“undead, undead...”). Depeche Mode como mesías, Phil Collins... era Phil Collins. Deborah Harry nos rompía el corazón de cristal, y Rozz Williams comenzaba a sollozar. En todas sus vertientes posibles, la musica era un amasijo de posibilidades incalculables, géneros mutando en imposibles proyectos que pasarían a la historia, llenándose oídos y bolsillos en proporciones idénticas.

A un lado de todos, estaba Kate Bush.

Joven inglesa y campirana, sin dejo alguno de alienada y con sonrisa de calendario, con un piano en la sala y un cosmos perturbador en la cabeza. Apadrinada por David Gilmour y Alan Parsons Project, no pasaba de los 19 cuando su album The Kick Inside (1976) entraba en la escena con su voz de sirena, su piano edulcorado, Heatchliff, Jesús e instrumentos de nombres imposibles. Afortunado debut de ritmos adorables y éxitos a la carte, afirmando la imagen inocentona y frágil que esconderia a una de las más subestimadas y perversas prodigios que se haya conocido.

Después, llegó el insufrible Lionheart (1976) (lo mejor es la caratula, con una Kate gatona en traje de tigresa), y en 1980 Never For Ever, gloriosa combinación de maquinas de ritmo, cajitas musicales y cuentos de Beatrix Kiddos romanticas y holocaustos nucleares. Nadie alcanzaba todavia a asimilar el inexplicable pero adorable trabajo de Kate, nadie era capaz todavia de comprender la magnitud de su ingenio. Nadie estaba preparado para el siguiente golpe de la musa.

Lanzado en 1982, producido a sus alegres 23, The Dreaming fue un acojonante enfant terrible que desconcertó a critica y publico. Un album denso, sombrio y aterrador, tan intelectual como pesimista, un carrusel de locura desenfrenada encarnando sus multiples facetas. Ya antes se había desvivido con letras complejas y vanguardistas, pero en The Dreaming cada canción parece una novela inquietante, meditada y madura. Sat In Your Lap es una enérgica exploración a las mundanas obsesiones humanas, Leave It Open invita a desnudar el inconsciente, All The Love desprende el anima de los cuerpos insaciables, Get Out Of My House recobra la escalofriante crueldad de The Shining...

Toques de rock gótico sobre capas de folk agridulce, guitarras furiosas jugueteando con mágicos arreglos de cuerdas y cantos tribales, teclados que nada envidian al mejor prog-rock, loops que transforman sus poderosas vocales en arrullos y rugidos guturales. Kate cual hechicera, revolotea en los senderos de la experimentación que tal vez solo su contemporánea Laurie Anderson podia equiparar... Después llegaría el legendario Hounds Of Love, mucho mas arrebatado y luminoso, y The Dreaming seria recordado solo como el excéntrico desfase de la autora mas curiosa e infravalorada de la década.

Hoy, buscando porno en la PC (por motivos netamente tecnicos), reencontre esta joya. No lo escuchaba desde la breve época en que la Bush se convirtió en mi obsesion. Tan grande, que un post es lo menos que merece. Enjoy.

tracklist:
01. Sat In Your Lap
02. There Goes A Tenner
03. Pull Out The Pin
04. Suspended In Gaffa
05. Leave It Open
06. The Dreaming
07. Night Of The Swallow
08. All The Love
09. Houdini
10. Get Out Of My House

●● descarga en comments ●●

agosto 27, 2009

Laced/Unlaced // Emilie Autumn


El titulo de la entrada habla por si mismo. Podría ahorrarme retahílas, guardarme descalabros, pero la dama que hoy nos ocupa se merece rios de tinta (o bytes, según el caso). Y de cualquier forma, el nombre de Emilie Autumn todavia sigue permeado en el insoportable cobijo del underground, sitio que ha intentado ser quebrado pedazo a pedazo por esta sexy california-girl de cabello estrafalario y voz de femme fatale.

Tipica historia de mujer-compositora-radical-anarchpunk: infancia promedio; familia moderada; intereses musicales tempranos e inquietantes; look fetichista; escuela de musica; teenage hustling; look fetichista renovado; violación traumática; expulsion de escuela; independencia... Nada que escape a lo meramente anecdótico. Acaso su colaboración con Courtney “starfucker” Love, pero pocos son quienes la han tomado muy en serio.

¿So? La magia de Emilie radica en su musica, en los vibrattos de sus inseparables violines, en la descarnada belleza de sus canciones. Transitando del feérico jazz cabaretero de Enchant (2003) a la furia electrónica-industrial-neoclásica del magnifico Opheliac (2006) con sorprendente naturalidad, su estilo coge los dos extremos del Arte, el mas siniestro y el mas purista, en una composición donde clavicordios, sintetizadores, violas y beats se abrazan a una propuesta visual exquisita que ninguna madre moderna aprobaría con buenos ojos.

Si el niño-bonito Alexander Rybak es un prodigio de la musica pop, la señorita Otoño (yeah) supera por mucho los estándares del generalizado como Dark. Acaso su trabajo sea menor que el realizado por un, digamos, Philippe Fichot, pero hace patente una esmerada educación, imprimiendo su sello personal a trabajos de Leclair y Bach con mas fortuna que otros interpretes sanamente reconocidos.

Con tres LP a cuestas, una compilación de rarezas y hordas de admiradores imitándole infructuosamente hasta los dientes, Laced/Unlaced (2007) es un album doble, completamente instrumental, que desenvuelve la vorágine emocional desatada en el mutismo propio y la pasión exacerbada de sus cuerdas.

Laced rescata las grabaciones de su debut On A Day..., agregando cinco bonus de presentaciones en vivo (Queen, Vivaldi y un montón de gothic-lolitas en el mismo concierto...). Lo dicho, Autumn deposita su estricto entrenamiento en el romanticismo y la gala de composiciones dignas de una orquesta anticuada y no una niña freaky. Su soberbia interpretación de La Folia hace que Corelli se revuelque en su tumba, y Willow, si bien no lo mas destacado de su repertorio, es un atractivo preludio para la monstruosa creadora que arribaria años después.

Unlaced es la cumbre del victorian-industrial fundado por Emilie. El sentimentalismo de sus alientos barrocos cede a la locura exacta, impetuosa, el poder casi erótico de su violin eléctrico surcando ocho melodias preciosistas y sucias, que culminan en Face The Wall, un solo de 7 minutos, insoportable, melodioso y psicótico, dulce y sollozante, paráfrasis de todo aquello que una tal Emilie Autumn puede significar.

tracklist Laced:
01. La Folia
02. Recercada
03. Largo
04. Allegro
05. Adagio
06. Tambourin
07. Willow
08. Revelry
09. On A Day...
10 - 15. Bonus Mistery Tracks

tracklist Unlaced:
01. Unlaced
02. Manic Depression
03. Leech Jar
04. A Strange Device
05. A Cure?
06. Syringe
07. Cold
08. Face The Wall

●● descarga en comments ●●

P.D: Me he convertido en colaborador de Future Is Lost (clap, clap), uno de mis blogs favoritos y, a mi parecer, de los mas respetados y cuidados en la escena dark. Quiero agradecer a Open_Mind por aceptarme, a Dios por ignorarme y a Tom Hanks: sin el, esto no hubiese sido posible (okey...)

agosto 25, 2009

Fairytales // Alexander Rybak

[letras | caratula | 320 kbps | 91 mb]

OK, ignoren la imagen. No pude resistirme a postear este album...
Que las visitas (sic) al blog no se vayan a cero por el niño-bonito previamente expuesto.

Tal y como la caratula ilustra, el tipo se llama Alexander Rybak. Y si, es violinista. Facilmente podría ser uno de tantos don-nadies con un talento mediano y cara de angelito de capilla como pululan en el mundo. Sin embargo, este don-nadie ganó el Eurovision Song Contest 2009 ("WTF?" diríjase a la Wiki), y a lo grande.

Rompiendo el record de puntuación en 50 años (387 puntos...), aplastó con coqueta facilidad a otros competidores mucho más famosos (¿o sere el único que conocía a Sakis Rouvas antes de lucir como el Chayanne griego?), rentables y (sinceramente) pretenciosos. Y es que Rybak ganó con una brillante combinación de cantante sexy, carisma radiante, sonrisa Trident, violin al hombro y una canción tan pegajosa e infantil como Fairytale, cuyos alientos folk no parecen adecuados para una competencia internacional de este calibre.

Que nadie se engañe: sera el guapito de temporada, pero sabe lo que hace. Su estilo se antoja ortodoxo y labrado en el clasicismo europeo, pero tan pulido y personal que, después de unas pocas escuchas, resulta inconfundible. Pocos suben a un escenario de tales magnitudes con una técnica estudiada, y Rybak destacó, a mi parecer, tras el microfono mas que en la pantalla.

Evidentemente, no pasarían minutos antes de que el chico comenzase a firmar autógrafos y besar traseros, y su album debut, Fairytales (vaya estrategia...) salió al mercado acompañado del inevitable "¡COMO LO VIO EN TV!". Pero, si ante las camaras no fue tan popstar como debería, en el estudio se sacó de la manga una colección de canciones sencillas, con letras elaboradas pero modestas sobre el amor, el desamor, y toda esa basura amable. Su instrumentación modernista y soft tiene tanto del optimismo de Arcade Fire como de un Patrick Wolf mucho mas light, y se da tiempo para piezas mas atrevidas, como Kiss And Tell o 13 Horses.

A fin de cuentas, un disco agradable y facilón, que no deja de ser el apropiado debut para una estrella que se niega a serlo... o eso espero, para dejar de sentirme culpable por repetir una y otra vez "i'm in love with a fairytale!!!" por las calles, como cupído empastillado.

tracklist:
01. Roll With The Wind
02. Fairytale
03. Dolphin
04. Kiss And Tell
05. Funny Little World
06. If You Were Gone
07. Abandoned
08. 13 Horses
09. Song From A Secret Garden
10. 500 Miles [Bonus Track]

>> descarga en comments <<


(¿Que nunca se cambia de ropa?)

agosto 24, 2009

Shot In The Back Of The Head // Moby

Como pocos, el señor Richard Melville (bendito sea que se hace llamar Moby...) es un artista en el sentido mas puro de la palabra. Mas aun, no existe nadie dentro de la escena electrónica cuyo trabajo se enclave en el mainstream con una profunda y honesta conciencia artística de la misma forma que el tatara-algo del autor de Moby Dick.

Desprovisto de la grandilocuencia y pretension de otros creadores como Aphex Twin (friki megalómano) o Jean-Michel Jarre (ya paso Equinoxe, señor...), cada album de Moby es un autentico viaje interior, poblado de nostalgia, esperanza, desesperación, trances que resurgen sonrisas espontaneas, recuerdos insólitos, paisajes que se difuminan al ritmo de sus blues etéreos.

Aunque, siendo honestos, desde Play sus trabajos han escapado a la pureza e ingenuidad que convirtieron a Porcelain o Natural Blues en clásicos, adentrándose en sonidos mas familiares y, hasta cierto modo, rentables. No era extraño que, después de incluirse en recopilaciones de New Age y ambient, Moby dominara las discos y antros del mundo con un album tan prostituido (pero hermoso) como Hotel.

El año pasado, tras deleitarnos con el exquisito (y también muy ramero) Last Night, sus beats glamourosos y el extraño videoclip para Disco Lies, el Little Idiot de la musica se encerró en su habitación y, como adolescente con revista de adultos, experimentó una especie de iluminación (saben a lo que me refiero), y firmó una nueva, pequeña y complicada obra.

Impregnado del espíritu y filosofia del rebelde y tétrico David Lynch ( "in heaven..."), Wait For Me (2009) es un disco tan personal como hermoso. La suavidad y lounge de Play se entretejen con extrañas y sombrias texturas que parecen heredadas de los films del visionario director. Otro viaje donde Moby entra en lo mas profundo de la conciencia, con el único proposito de arrancarnos del suelo y devolvernos después de poner [stop].

Ahora... si esperaban el disco... april fool's day, guys!!! En realidad, dejare un aperitivo bastante apetitoso, y que por si solo vale por toda la discografia: Shot In The Back Of The Head.

Hace tanto que no me pegaba asi una canción instrumental... Extraña oda de 3 minutos que David Lynch, again, aderezo con un video que... bueno, ¡¡¡es David Lynch, damn...!!! Chupate esta, Telehit...

El album completo... coming soon. Mientras, canten... "tururururu, turururu-ru..."
P.D: Ser un artista nato no te quita lo sonofbitch... ¿60 dolares un boleto? WTF? ¿San Miguel en el bajo? ¿o la Callas le hara de telonera?

agosto 23, 2009

From The Chroirgirl Hotel // Tori Amos


[letras | caratula | 320 kbps | 77 mb]

Tori Amos: reina de las hadas, bruja americana, mother-i-like-fuck, Satanas a dueto con los Angeles, fantasma glacial, un piano a las ordenes de, quizas, la mejor compositora en los últimos 20 años, la pianista que espere en el infinito, y la mujer que exorcisa su anima en tracklists eternos. Si, Tori “no-soy-una-puta-fácil” Amos es lo mas grande que este mundo ha recibido desde el pan de caja y antes de los cuadernos Distroller.

En 1998, su cuento de hadas (marido perfecto, carrera en ascenso, fantasmas empolvados) se hizo pedazos con la perdida de su primer hijo. Con la memoria intacta y las heridas aun abiertas, Tori entro al estudio de grabación para un nuevo album. El resultado fue From The Choirgirl Hotel (1998), una obra que supero incluso sus propias expectativas, y de paso, libero su alma aferrada al dolor.

Mientras sus trabajos anteriores se inclinaban a un estilo barroco y mas bien minimalista, Amos acompañada de su piano y uno que otro suspiro de cuerdas, en The Choirgirl dominan el rock alternativo, el dance, la electrónica, una pizca de shoegaze, estructuras experimentales dignas de Frank Zappa. Doce canciones homogéneas construyendo un paisaje cristalino, casi acuático, lleno de ecos y reverbs, distorsiones que se pierden en la oscuridad indescifrable, donde igual reposan los horrores mas primitivos como el silencio mas confortable.

Tori habla del dolor y la redención, de cocaína, pájaros y semen. Grita a las catedrales, a los principes de la oscuridad, a las tribus, a Pandora y a los amores estúpidos. Se llama señorita, cobarde, puta, soñadora y mami de Playboy. Probablemente ningún album alcance tal nivel de catarsis. Se desliza en suaves loops que explotan en un infierno matemático, recoge baladas adorables, arranques dignos del punk mas escabroso, plegarias a la soledad y a la absolución. Raspberry Swirl es coqueta y escandalosa, i i e e e es un poema a la desesperanza, She's Your Cocaine parece de una Janis Joplin contemporánea, Playboy Mommy dibuja paraísos imposibles, y Spark... Spark es LA canción, la mas hermosa y terrible jamas compuesta.

Podría seguir escribiendo por horas sobre The Choirgirl (según iTunes, lo he escuchado cerca de 180 veces), pero mejor juzga por ti mismo. Apaga la luz, arropate, y dejate arrastrar al hotel (en el sentido elegante, son of...)

tracklist:
01. Spark
02. Cruel
03. Black Dove (January)
04. Rasberry Swirl
05. Jackie's Strengh
06. i i e e e
07. Liquid Diamonds
08. She's Your Cocaine
09. Northern Lad
10. Hotel
11. Playboy Mommy
12. Pandora's Aquarium


Por cierto, el artwork fue realizado por Katerina Jebb, utilizando un scanner industrial donde Tori podia pasar hasta 10 minutos para una sola fotografia. Y yo que me cago por mi multifuncional HP...

agosto 22, 2009

The Man Who Sold The World // David Bowie

Mmm... aclaremos algo: David Bowie es un genio, un intelectual, una diosa glam como ninguna (como olvidar ese recital suyo enfundado en un vestido que le envidiaria Divine)... Cierto que en los 70s fue mas grande que Dios (¡que va! Ya dios quisiera hacer de rockstar interplanetario y no verse ridículo), y después de los primeros acordes de Five Years el mundo ya no fue la misma mierda.

Peeero... no me gusta tanto como debería. Su concepto visual, su imagen de drag-queen recelosa, algo en sus riffs no terminan de acomodarme. Tal vez por esto merezca ser crucificado al revés y ultrajado por Achmed, pero a excepción de algunas rolas, y el Ziggy Stardust enterito (escúchese en plan de hongos) el resto de su trabajo no me llama.

De cualquier forma, Bowie rules, y la maxima evidencia es que no puedo encontrar ningún parámetro donde colocarlo o individuo que se le asemeje (Klaus Nomi quizas, pero era mas emo).

La segunda prueba es The Man Who Sold The World, del album... The Man Who-bla-bla. Exquisita, delirante, inteligente. "We never lose control..."

El "do-re-mi-fa-sol-la-si-do" tiene un aliento cuasi-sexual... Si me follara a una chica yuppi sobre un escenario teatral, este debería ser el soundtrack. Lastima que Kubrick fuera tan mamón...


We passed upon the stair,
We spoke of was and when
Although I wasnt there,
He said I was his friend
Which came as some surprise
I spoke into his eyes
I thought you died alone,
A long long time ago

Oh no, not me
I never lost control
Youre face to face
With the man who sold the world

I laughed and shook his hand,
And made my way back home
I searched for form and land,
For years and years I roamed
I gazed a gazely stare
At all the millions here
We must have died along,
A long long time ago

Who knows? not me
We never lost control
Youre face to face
With the man who sold the world

agosto 21, 2009

So...

Soy el peor blogger del mundo.

Soy friki, soy creepy, soy un pendejo sin zapatos, pero soy pésimo con los blogs. Sera algo genético, o sera que detesto las rutinas. O sera que simplemente detesto pensar en cuidar de un blog... si tuviera un hijo, probablemente lo alimentaría cada tres meses y nunca le cambiaria el template...

So... En lugar de escribir, escucharé, que es lo segundo mejor que hago (después de dormir y hacer sonidos de granja). Ergo, escribire de lo que escucho; posteare una canción a diario, albumes que me rayen, artistas que me meto en la cabeza (y rara vez por otros sitios), otras variopintas trivialidades...

So... Celebrando el primer posteo (bueee... quizas el único) la canción que da titulo a este recinto: Comforting Sounds, de los daneses Mew. La versión original (9 minutos... bah) me gusta más, peeero el video es una maravilla. Una de las canciones mas hermosas en todo la galaxia, Jupiter e inmediaciones de Temelmeme, y una banda tan "miren-que-bonito-soy" que no puede ser tan jodidamente buena.


I don't feel alright
In spite of these comforting sounds you make
I don't feel alright
Because you make promises that you break
Into your house
Why don't we share
Our solitude?

Nothing is pure
Anymore
But solitude

It's hard to make sense
Feels as if I'm sensing you through a lens
If someone else comes
I'll just sit here listening to the drums

Previously
I never called
It solitude

And probably you know
All the dirty shows I've put on
Blunted and exhausted like anyone
Honestly I tried to avoid it
Honestly

Back when we were kids,
We would always know when to stop
And now all the good kids are messing up
Nobody has gained or accomplished
Anything
 
[volver arriba]