noviembre 06, 2009

Dark Night Of The Soul // David Lynch, Danger Mouse... (2009)


[letras | caratula | 320 kbps | 100 mb]

“Distant bell ring
But steps echo
No one on these streets
Callin' out your name...”

Aquel que no haya escuchado de David Lynch se ha perdido una vida plena en inquietudes y exenta de obviedades. Peor aun, aquel que conozca a David Lynch y sea indiferente, es ajeno a las leyes de la naturaleza mas siniestra y factible. Pocos artistas pueden dejar heridas perdurables, y solo el nativo de Montana puede enmarchar tal procesión de imágenes a taladrar las retinas comunes: fetos anfibios, rostros cercenados, conejos gigantes, hembras locas y sexuales, falsas giocondas Llorando forman el repertorio de cuerdas donde Lynch, cual titiritero, conduce tus movimientos cerebrales a su propia realidad, tan irresistible como enigmática.

Imaginar un album bajo su tutela, ergo, invita a carreteras gélidas, blues dolientes y ritmos cocteleros donde las balas perforan la sensatez. El resultado, empero, puede ser tan aterciopelado como sus extravagantes soundtracks, o de una pálida luminiscencia como el Wait For Me, de Moby. Por tanto, sorprende que Dark Night Of The Soul (2009) cumpla la regla, y a su vez, escape a los limites sensoriales del creador de Mulholland Drive.

Danger Mouse y Sparklehorse, cada uno en su propia senda (el uno, acompañado de Damon Albarn, Jay-Z y Beck, el segundo saltando de The Flaming Lips a Danny Elfman) bifurcan en un proyecto alzado a nivel de culto incluso antes de su aparición: un album bajo el concepto de un film de autor, con “visuals by David Lynch”, un libro para geeks y un catalogo de colaboradores envidiable no es cualquier cosa. Conflictos legales con EMI, escuchas gratuitas en la red y el sarcástico lanzamiento de un CD-R en blanco conforman la quintaesencia del underground que se niega a serlo.

Lejos de la formula In Rainbows (“caprichoso album anti-disquera distribuido en la bendición de la web”) que genera tantos adeptos como debates candorosos, la nova santísima trinidad encuentra en el peer-to-peer la culminación y beneplácito de sus intenciones, y se agradece. Porque Dark Night Of The Soul es una autentica joya, una insoportablemente hermosa pausa a la inmediatez sonora donde las Lady Gagas se reproducen como Gremlins y los genios deben bajar la cabeza.

Lei que este “es el album mas grande que jamas vera la luz”, y digo amen. En manos de Brian Burton y Mark Linkous, las pesadillas lynchescas adquieren matices de ensueño, trazados con maestria en un galimatias musical e improbable, onírico e imposible. Pero al cobijo de los durmientes Cronos y la lógica son muertos impacientes.

Wayne Coyne suena lluvioso en la balada Revenge, y Just War es tan atípicamente folk que Gruff Rhys enternece. En el umbral, Jason Lytle saluda casi indiferente, con una sonrisa irónica en Jaykub (quizas el himno anti-shoubiz del año). Julian Casablancas tiñe su cabellera garage con las pinceladas de un Dalí punk en Little Girl, y hay tiempo para que Black Francis beba un trago de Pixies, escupiendo un rock sagrado en Angel's Harp. Sin ceder un segundo de bits, Iggy Pop se luce como en sus buenos tiempos, y sufre con elegancia en Pain. El interludio es Star Eyes..., ni mas ni menos que Lynch, inhalando psych-rock y exhalando dream pop entrecortado.

Al segundo acto, Lytle seca sus lagrimas y se despide con sobria maestría, sollozando sin pudor en Everytime I'm With You. James Mercer se cuela con una cajita musical en Insane Lullaby, acercándose a lo ya experimental en un trance fantasmagórico y barroco. Daddy's Gone es un country árido y patriota a cargo del propio Linkous y la suavísima Ninna Person de The Cardigans. Suzanne Vega trata de hacer milagros con The Man Who Played God, trazando apenas un olvidable esbozo de Picasso. Grim Augury anuncia el final de la tormenta en las modulaciones de un Vic Chesnutt atmosférico, y la fria calma repta por Dark Night Of The Soul: Lynch, cual Mr. Roque, juega la carta mas negra del album, y deposita sus vocales nasales en una grabación avejentada y cabaretera, como escapada de su propia Lost Highway, un sórdido murmullo bajo las sabanas antes de abrir los ojos.

El instante imposible culmina, te revuelves inquieto, hambriento del sueño o la muerte, acaso, y sabes que no existen dejá vùs para los ausentes. En la noche, bajo la tímida luz tras la ventana, Lynch sonríe con malicia, sabiendo que, nuevamente, tienes las preguntas y el las respuestas.

tracklist:
01. Revenge (feat. The Flaming Lips)
02. Just War (feat. Gruff Rhys)
03. Jaykub (feat. Jason Lytle)
04. Little Girl (feat. Julian Casablancas)
05. Angel's Harp (feat. Black Francis)
06. Pain (feat. Iggy Pop)
07. Star Eyes (I Can't Catch It) (feat. David Lynch)
08. Everytime I'm With You (feat. Jason Lytle)
09. Insane Lullaby (feat. James Mercer)
10. Daddy's Gone (feat. Mark Linkous, Nina Persson)
11. The Man Who Played God (feat. Suzanne Vega)
12. Grim Augury (feat. Vic Chesnutt)
13. Dark Night Of The Soul (feat. David Lynch)

>> descarga en comments <<

Y pensar que hace unos años tachaba a Lynch de “anodino y complaciente”... Benditos sean Naomi Watts y Henry Spencer, madure lo bastante para escuchar Dark Night Of The Soul, y decir con todas sus letras que es PUTAMENTE GENIAL. Si nadie lo incluye en su top ten del 2009, me sentiré ofendido.
Va en serio: live it.

3 comments:

...Y3s5 dijo...

>> DESCARGA AQUÍ...

Dark Night Of The Soul: http://www.mediafire.com/?mnjwebomkog

...y comenta después... <<

ђ Nagashadow dijo...

jajajajaja, "etiquetas: WTF?"


Lo estoy escuchando y es realmente hermoso... muchas gracias, querido.

ђ Nagashadow
El Kruptóbolo

Angel "Verbal" Kint dijo...

Increible...gracias por la recomendación!

 
[volver arriba]